Plantas de interior que necesitan poca luz | Nombres e Imágenes

Una planta necesita de 3 recursos básicos para poder sobrevivir: tierra, agua y luz. Sin embargo, algunas plantas se han conseguido habituar a vivir en condiciones extremas, y es que han estado en ciertos parajes en dónde los recursos no eran propicios (son plantas de interior que necesitan poca luz). Es posible encontrar algunos especímenes que se mantienen con poca agua, que proliferan en tierra de no demasiada calidad, incluso hasta que no necesitan de mucha luz para vivir.

Una de las formas más elegantes de decorar el interior de nuestros hogares es cómo plantas de interior que necesitan poca luz. Y es que, a no ser que tengamos un ático, la luz que recibiremos puede no ser suficientes para aquellas plantas que la necesitan continuamente.

Seguro que en casa tienes algún rinconcito con poca luz en dónde una planta quedaría estupendamente, decorando el espacio de una forma mágica.

¡Suscríbete y recibe el regalo!

Te regalamos el CALENDARIO ANUAL DE SIEMBRA!

Recibirás descuentos y ofertas personalizadas.

Para ayudarte con ello te hemos preparado un listado de nombres de plantas de interior que necesitan poca luz, además de un nivel de mantenimiento mínimo.

Sigue leyendo para descubrirás.

Nombres e imágenes de plantas de interior que necesitan poca luz

Helechos perennes

Los helechos perennes pueden sobrevivir en lugares en los que la luz es mínima. No necesita, incluso hasta no tolera, la luz directa que le llega del sol. Ahora bien, para poder compensar esta falta de luz tendremos que esforzarnos en utilizar tierra de la más alta calidad posible. También necesita de un buen nivel de humedad para sobrevivir; en el caso de que haya una sequía, la planta es tan susceptible que podría morir rápidamente.

Pero ten en cuenta que tampoco le viene bien que la tierra esté encharcada; lo idea es que esté ligeramente húmeda.

Es decir, que tan sólo tendremos que mantener una luminosidad mínima, apostar por tierra de calidad y controlar la humedad de la misma. Otra de las ventajas de decantarse por esta planta es que raramente nos tendremos que enfrentar a alguna plaga (salvo las cochinillas, que es el depredador natural del helecho).

Poto

El poto estará dentro de cualquier listo de plantas de interior que necesitan poca luz, ya que es una planta de interior por excelencia. Al igual que lo que ocurre con el helecho, tampoco le gusta la luz directa que le llega del sol. Con una luminosidad media, cómo la que le puede llegar si la orientamos al norte, debería ser más que suficiente.

Es una planta muy sencilla de cuidar, para todas aquellas personas que no tienen mano para plantas más complicadas. Es realmente complicado que se pueda llegar a morir… aunque no imposible.

El riego del poto debe ser frecuente, pero no excesivo. Es importante dejar que la tierra se vaya secando entre riego y riego. Te recomendamos que la abones tan sólo una vez al mes, cuando esté creciendo. Una vez que lo hayas hecho, habrá que espaciar los periodos de reposo. Incluso aunque se te olvide abonarla de forma regular, seguirá creciendo con regularidad.

Este tipo de plantas de interior que no requieren de mucha luz se puede colgar; cuando crezca veremos cómo sus zarcillos crecerán, y esto creará un efecto visual muy estético que nos encantará. Sin embargo, lo más recomendable es guiarla cómo si fuera una trepadora de interior, para lograr hacer efectos increíbles.

Además de ser una planta típica para el hogar, también se utiliza mucho en las oficinas, además de en aquellos lugares en los que la luminosidad es mínima.

Eso sí, siempre debería de haber algo de iluminación para que los tallos crezcan largos y vigorosos; sin nada de luz crecerá, pero no al mismo ritmo ni con tanta intensidad.

Costilla de adán

Otro de los nombres de plantas de interior que necesitan poca luz que debes recordar. Su principal particularidad es disponer de unas hojas grandes muy estéticas (de hecho, recibe este característico nombre por tener una forma similar a la de las costillas).

Puede proliferar en un entorno con poca luz, aunque es recomendable que la iluminación sea buena. Eso si, al igual que las opciones anteriores, no la debes someter directamente a la radiación solar, ya que esto la podría matar.

También es una planta que se puede colocar en el exterior (entra también dentro de la categoría de plantas de exterior), pero en este último caso habrá que extremar las precauciones: si lo vamos a hacer, habrá que asegurarse de colocarla a la sombra.

El riego de la planta debe ser constante, aunque moderado. El abonado tan sólo tendrá que hacerse una vez al año; será en primavera, momento en el que estará creciendo.

También entra dentro de la categoría de plantas de interior con flor que necesitan poca luz. La teoría nos dice que en aquellos jardines a la sombra deberían de ser capaces de floreces a partir del 3 años (en los meses de mayo-octubre).

Espada de San Jorge

También conocida cómo Sansevieria o Lengua de tigre. Recibe el nombre de espada de San Jorge, precisamente por tener una forma que nos recuerda a una espada, o a la lengua de un tigre.

Tampoco necesita de mucha luz para sobrevivir. La buena noticia es que tampoco requiere de mucha agua, por lo que es una buena opción para aquellas personas que siempre se quejan de que se les mueren las plantas.

El tipo de sustrato que debe de tener tiene que ser de calidad, aunque no debe ser demasiado húmedo. Vale la pena que reguemos poco, a que reguemos en exceso y sus raíces acaben abnegadas.

Es tan elegante que se considera una opción idónea para poner un punto de color en aquellas esquinas desaprovechadas, o en cualquier otro lugar que se te ocurra.

En definitiva, estas 4 plantas de interior que necesitan poca luz son una buena opción para tener una planta que decore, pero que al mismo tiempo requiera de unos cuidados mínimos. Tan sólo tendremos que controlarlas de vez en cuando y en poco tiempo crecerán sanas y vigorosas.

Echa un vistazo y elije la que más te guste.

 

Sígue leyendo: Estos artículos pueden interesarte