Todo sobre el galán de noche

EL galán de noche (Cestrum Nocturnum) o dama de noche, es un tipo de arbusto que emite un característico olor cuando el día se acerca a su final. Es originario de América, pertenece a la familia de solanaceae y se cultiva en el exterior.

Puede llegar a los 5 metros de altura y su estética es especial: aunque realmente no la podemos definir cómo una planta bonita (y es que presenta unas hojas verdes ovaladas y flores blancas pequeñas no demasiado estéticas), su fragancia si que es especial, haciendo que todo el ambiente quede impregnado de un aroma mágico.

¡Suscríbete y recibe el regalo!

Te regalamos el CALENDARIO ANUAL DE SIEMBRA!

Recibirás descuentos y ofertas personalizadas.

Te habrás cruzado con este olor en más de una ocasión, ya que el aroma de la planta galán de noche predomina sobre los demás olores en las noches de primavera y de verano.

Si estás pensando en cultivar la planta, te recomendamos que eches un vistazo a estos consejos:

 Galán de noche: cuidados

Temperatura

Cómo cualquier planta que viene de regiones tropicales, la dama de noche no aguanta bien las bajas temperaturas, por lo que una helada podría llegar a matarla.

Esto no quiere decir que no se pueda cultivar en lugares fríos, en los que incluso nieve, pero si la temperatura es inferior a los -2ºC, entonces tendrán que estar bajo techo.

Por otra parte, la planta necesidad de luz natural para florecer.

Tierra

En cuanto al tipo de suelo, el galán de noche se puede adaptar a prácticamente cualquier tipo. De lo único de lo que nos tendremos que preocupar es de elegir un suelo que tenga una óptima capacidad de drenaje.

En invierno tan sólo hará falta regarlo en una frecuencia de 2 veces a la semana. En cambio, en verano habrá que incrementar esta frecuencia, llegando a una frecuencia de cada 2 días.

Durante la época de floración, habrá que tener en cuenta algunos cuidados especiales: por ejemplo, en ese periodo se recomienda utilizar fertilizantes ricos en hierro, para lograr la mejor evolución posible.

Poda

Una vez que se haya producido la floración, que será a principios  de la época estival, ya podremos hacer la poda. El objetivo de la misma es lograr que la dama de noche no crezca demasiado, para que se produzca una segunda floración en el mismo periodo.

Cuidado con las plagas

Cómo con cualquier planta, las plagas pueden arruinar todo el trabajo que tanto nos ha costado conseguir, por lo que habrá que cubrirse ante ellas.

En especial, a la planta galán de noche le afectan los pulgones, las moscas blancas y las arañas rojas. Para acabar con estas plantas podemos utilizar productos específicos, o bien probar con algún remedio casero.

¿Cómo mantener una dama de noche en maceta?

Una de las grandes ventajas de cuidar una dama de noche es que la podremos plantar en una maceta que no ocupe demasiado; y es que no necesita de mucho espacio para crecer, tan sólo de los cuidados adecuados.

Sigue estos consejos y podrás mantener la dama de noche en maceta sin complicaciones:

  • Luz solar: La maceta debe de recibir luz solar directa. En el caso de que no tengas un lugar en el que la pueda recibir, siempre nos podemos decantar por la semisombra. Ten en cuenta que si el lugar no es lo suficientemente luminoso, la planta nunca se desarrollará. Además, recuerda lo que hemos comentado anteriormente; si las temperaturas son de menos de -2ºC, la planta podría morir.
  • Sustrato adecuado: El sustrato más adecuado para la planta es el que lleva esta mezcla: turba negra (60%) + perlita (30%) + vermiculita (20%). Puedes probar con otro, pero es importante que el drenaje sea rápido.
  • Riego: El sistema de riego debe de producirse de forma adicional. Además, el sustrato que se añade entre riego y riego debe de estar completamente seco para evitar hongos. Un buen truco consiste en añadir unas pequeñas gotas de fertilizante para cactus en el agua para regar; así conseguiremos que la dama de noche evolucione como cabría esperar.

Con estos 3 simples pasos ya sabes todo lo que necesitas sobre galán de noche cuidados. Ahora tan sólo necesitas tener un poco de paciencia y aprender de los posibles fallos que puedas tener.

 

 

 

 

Sígue leyendo: Estos artículos pueden interesarte