Tagetes o Clavel moro o Clavel chino | Sus propiedades y cómo se cultiva

Los tagetes es un tipo de planta de flor con un color llamativo que florece durante los meses cálidos del verano. Probablemente la reconoceremos por su característico color intenso. Se presenta con unas flores con un marcado color amarillento o naranja que pueden llegar a crecer hasta alcanzar los 30 cm. Su olor suele ser muy intenso, sobre todo por las tardes.

La floración de los tagetes (o clavel moro) ocurre durante los meses de verano-finales de otoño. Sin embargo, la floración también dependerá del clima en cuestión, ya que en algunos es capaz de aguantar durante todo el año sin ningún tipo de problema.

Es un tipo de planta herbácea anual muy decorativa, con unas hojas que nos recuerdan a las de las margaritas, pudiendo ser simples o dobles. Son plantas que se pueden cultivar fácilmente en el jardín, y es que no necesitan de demasiados cuidados.

Especies de Tagetes

 

Tagetes Erecta

Recibe el nombre de “Erecta” debido a que tiene un porte erguido y por la presencia de varias ramas que pueden llegar a crecer hasta alcanzar el metro de altura (entre los 30 y los 100 cm). Este tipo de tagetes se caracteriza por tener unas hojas recortadas de color verde intenso.

Además, las flores son de color amarillo limón, con un diámetro aproximado de 5 cm. No obstante, se ha descubierto que algunos especímenes pueden alcanzar un diámetro de 15cm.

Otra de las particularidades de las flores es que tienen lo que se conoce cómo lígulas; no son otra cosa que unos pétalos desarrollados que crecen hasta el exterior. Muchas personas los describen cómo pétalos, aunque no lo son realmente. La floración varia ligeramente del clavel chino convencional, moviéndose en el intervalo de tiempo que va desde julio a octubre.

Tagetes Patula

Esta variación es ligeramente más pequeña que la anterior, teniendo un tamaño que raramente superará los 40 cm de altura. Sus hojas se desarrollan a lo largo del tallo de forma alternada, marcadas por un intenso color verde. En cambio, las flores son más bien solitarias, teniendo un diámetro que oscila entre los 4-6cm más o menos.

Cumplen con una función decorativa, ya que son muy estéticas debido a su marcado color amarillo. Este clave de moro florece entre los meses desde julio a septiembre, produciendo flores sencillas y muy alejadas entre si.

Tagetes tenuifolia

Es una flor que viene directamente de México. Crece anualmente pudiendo desarrollarse hasta llegar a los 60 cm de altura. Se caracteriza por tener unas ramas finas con hojas de color verde claro.

También florece entre los meses de julio a septiembre, generándose flores que pueden llegar a crecer hasta 3cm de ancho.

Dentro de esta clasificación podemos encontrar diferentes grupos de híbrido: Grupo africado, francés, afro-francés y Signet.

Tagetes Lucida

Por último, esta pequeña planta perenne se cultiva de manera anual y raramente es capaz de superar los 50 cm de altura (se mueve en una altura de entre los 30 y los 50 cm).

Tiene pequeñas flores con un diámetro máximo de 1,5cm, con colores que van desde el amarillo oro hasta el amarillo naranja.

Tagetes Cuidados

Si ya te has decidido y quiere cultivar tagetes, entonces tan sólo tienes que seguir estos cuidados.

Riego

El riego es muy importante en esta planta. Debes asegurarte de regarla a un ritmo de 3 veces por semana. El problema es que sus raíces son compactas, por lo que no tienen demasiada capacidad para retener el agua.

Podemos aprender los síntomas de la planta para determinar cuándo le falta agua. En el caso de que el tagete se presente con forma inclinad, nos está indicado que hay que agregarle agua. La forma ideal sería que la planta se mantuviese en posición vertical, ya que esto querrá decir que el riesgo es el correcto.

Plantación

Te recomendamos que elijas cómo lugar de plantación un árbol o una jardinera. También puede ser una buena idea plantar los tagetes entre las verduras de nuestras huertas.

La ventaja de hacerlo es que esta planta es capaz de ayuntar a los gusanos redondos (nematodos) que acaban rápidamente con muchas de las verduras que tengamos plantadas en la huerta.

Otra ventaja de plantarlas en la huerta es que nos ayudarán a darle un nuevo toque de color, consiguiendo un resultado de lo más estético.

Debemos plantarlas a pleno sol. También pueden tener algo de sombra, incluso hasta les puede venir bien en el caso de que el sol que reciban pueda ser demasiado intenso. Ahora bien, el problema de que estén a la sombra durante demasiado tiempo es que pueden crecer excesivamente, y esto al mismo tiempo hará que se reduzca su floración y la intensidad de los colores de las flores, por lo que habrá que llevar cuidado.

Tipo de terreno

La planta tagetes requiere de su plantación en un terreno fresco y rico en nutrientes. Los expertos jardineros recomiendan hacer una mezcla de sustrato de plantación con mantillo. La mezcla resultante dependerá de la calidad de la tierra original. La idea es ir añadiendo sustrato a la mezcla hasta que podamos comprobar que el resultado es esponjoso, además de que presenta un color turbio característico. Y es que esto precisamente nos estará indicando que es una tierra rica en nutrientes.

Siempre y cuando la mantengamos adecuadamente, la planta puede aguantar en el jardín entre 3 y 5 meses sin que tengamos que hacer ninguna modificación en el suelo.

Otros cuidados

A medida que va creciendo tendremos que eliminar aquellas flores que se van marchitando. Así evitaremos que con la humedad del riego, la planta entera se pueda pudrir. También servirá para que salgan nuevas flores, y para que estas tengan siempre un aspecto más bonito.

Habrá que prestar atención a ciertas plagas, cómo puede ser la de la mosca blanca, minador, araña roja, orugas, además de a enfermedades cómo la Alternaria o Botrytis, aunque estas no son demasiado comunes.

Con estos consejos podrás plantar tagetes sin problemas