¿Cómo eliminar el Mildiu en la lechuga?

El Mildiu lechuga es un tipo de trastorno que se produce en el vegetal debido a la actuación de un pseudohongo. Este es capaz de afectarle tanto en los invernaderos, cómo en los exteriores.

¿Quieres aprender a identificar y a tratar el mildiu en Lechuga? Sigue leyendo.

Síntomas del Mildiu Lechuga

Lo primero que se identificará es un característico polvo blanco, aunque si bien es cierto que no es demasiado fácil de ver. En un primer momento parece un polvo ajeno a la planta, aunque en un análisis más exhaustivo descubriremos que está adherido a las hojas. Cubrirá las dos caras de los cotiledones y las primeras hojas.

¡Suscríbete y recibe el regalo!

Te regalamos el CALENDARIO ANUAL DE SIEMBRA!

Recibirás descuentos y ofertas personalizadas.

En el caso de que la planta no reciba tratamiento, la infección se extenderá y es posible que muera.

Si la planta afectada sea adulta, lo más normal es que la infección empiece por las hojas más viejas.

Si la infección se produce en un invernadero, el proceso de colonización de los tejidos, y de la expansión de la misma, será más lento.

Este polvo blanco evolucionará hasta convertirse en manchas cloróticas desarrolladas en el interior de las hojas, hasta invadir la cara superior de las mismas.

Si el cultivo está a cielo abierto, el proceso será mucho más rápido. Será complicado identificar este polvillo; lo único que veremos serán las manchas de tejido muerto.

Época y condiciones

La época más habitual en la que se puede presentar el Mildiu lechuga es en primavera, aunque no será extraño visualizarlo en los primeros meses del verano. Recuerda que el Mildiu afecta a otras especies, cómo al calabacín, aunque de forma diferente.

Suele ser una enfermedad típica del tiempo húmedo, aunque con poca lluvia y fresco.

La temperatura debe de estar comprendida entre los 5 y los 20ºC; es decir, que es un tipo de hongo que prácticamente se adapta a cualquier tipo de temperatura. Sin embargo, el hongo no aguanta demasiado bien la luz directa de los rayos solares, lo que puede contribuir en la destrucción del mismo.

En cuanto a la propagación de la enfermedad, conviene saber que será muy rápida. Una vez que se ha infectado una planta, el Mildiu lechuga producirá nuevas generaciones de zoosporangios (es decir, las esporas que se encargan de propagar la enfermedad), en el plazo de unos 5-7 días aproximadamente.

¿Cómo controlar el Mildiu lechuga?

Controlar el mildiu lechuga es muy complicado; en el momento en el que la enfermedad se ha manifestado con intensidad no habrá mucho que hacer.

La mejor manera de proteger el cultivo es utilizar cultivos que sean resistente al hongo desde el primer momento, pero no son abundantes ni fáciles de conseguir.

Es por ello, por lo que no nos quedará otra que controlar la atmósfera. Será crucial que está se mantenga húmeda por la mañana, por lo que habrá que ventilar el invernadero lo antes posible al despertar el día. El riesgo no debe de ser abundante; recuerda que el Mildiu lechuga es capaz de proliferar en condiciones húmedas, por lo que tan sólo regaremos cuando la tierra esté seca.

Si se detecta una planta viva, pero infectada con la bacteria, lo mejor que se puede hacer es arar con rapidez para impedir que se pueda extender. Se debe de proceder con la poda de las hojas afectadas, con los tallos, incluso hasta con la retirada total de la planta si ya no se puede hacer nada con ella.

Se pueden utilizar fungicidas para tratar el Mildiu lechuga, aunque estos se deben de empezar a usar en el almácigo, y tan sólo se deben seguir usando siempre y cuando las condiciones del ambiente sean propicias para que se desarrolle la enfermedad.

En este link vemos otros remedios para el Mildiu.

Sígue leyendo: Estos artículos pueden interesarte