Hierbabuena y menta diferencias

¿Hay alguna diferencia entre la hierbabuena y la menta? Lo cierto es que se puede hablar de las dos cómo si fuera la misma planta, aunque existen algunas particularidades que es importante conocer.

La menta es el nombre que se le da a muchas plantas que pertenecen a la misma familia. Es decir, que la hierbabuena es una clase de menta.

¿Qué es la hierbabuena?

La hierbabuena se caracteriza por ser fresca, por tener un olor muy especial y por su nombre científico Mentha Spicata. Es el tipo de menta más común que podemos encontrar a lo largo del mundo. Es fácil de plantar, y tiene capacidad para adaptarse a prácticamente cualquier parte.

¡Suscríbete y recibe el regalo!

Te regalamos el CALENDARIO ANUAL DE SIEMBRA!

Recibirás descuentos y ofertas personalizadas.

Se le da muchos usos: se puede utilizar para dar sabor a la comida, para aromatizar, además de tener algunas propiedades muy interesantes para nuestra salud. Además de sus propiedades medicinales, también forma parte de algunos remedios para adelgazar (tomándose a en forma de infusión o de té).

¿Qué es la mentha piperita?

La mentha piperita es otra planta con la que se confunde a la primera. Y es que las dos plantas son muy parecidas, aunque hay diferencias en cuanto a la forma de la planta, las hojas y el olor.

La menta tiene unas hojas de un color verde oscuro, con una textura rugosa y algo más basta. Sus ramas son también gruesas, incluso con un color algo rojo en comparación con las ramas de la hierbabuena.

En cuanto a su uso en la cocina, conviene que nos quede claro que la gran mayoría de las recetas nos van a pedir hierbabuena, mientras la menta es más utilizada en infusiones (cómo en el famoso té con menta), incluso hasta da forma al mojito. Esto no quiere decir que sus usos no se puedan intercambiar; es posible usar mentha piperita en la cocina, para ciertos platos.

¿Podemos decir que son lo mismo? No, por lo menos no exactamente. Pero lo mejor de todo es que las podemos usar de manera indistinta. De hecho, si se nos ocurre ir al mercado y preguntar en diferentes sitios por la hierbabuena y la menta, más de uno intentará convencernos de que es lo mismo, aunque nosotros ya sabemos que no es así.

Otros tipos de menta que deberías conocer

Para complicar todavía más la ecuación, debes de saber que existen distintos tipos de meta, entre los que destacamos los siguientes:

  • Poleo menta: Es una planta que se utiliza cómo sedante y cómo carminativa. Seguro que la conoces por su gran poder digestivo, ideal para ayudarnos con las comidas más copiosas. También se suele adaptarse a muchos remedios medicinales.

Como curiosidad, el poleo menta se puede utilizar cómo un característico repelente para insectos. Para prepararlo tan sólo tendremos que hervir un par de cucharadas con agua. El olor es tan fuerte que verás cómo te funciona.

  • Menta verde tradicional: La menta verde, la más habitual, es aquella que se utiliza tanto en el mundo de la cocina, cómo en el mundo de la medicina (debido a sus interesantes propiedades antiespasmódicas y analgésicas). Esta se presentará con unas hojas lancioladas, muy fáciles de identificar. Si estás congestionado o congestionada, lo único que debes de hacer es poner a hervir un poco de agua con sus hojas. Sus vapores tienen un efecto expectorante que verás cómo te descongestiona.

En conclusión, la menta y la hierbabuena pertenecen a la misma familia y, a pesar de las confusiones, no estamos hablando de lo mismo. El nombre de menta está más bien en completo; el segundo es más específico, siendo un subtipo.

 

 

 

 

 

Sígue leyendo: Estos artículos pueden interesarte