Todo sobre el cuidado del rododendro

El rododendro (Rhododendron) es un tipo de arbusto de hoja perenne que puede quedar muy bien en tu jardín o en el interior de tu hogar. Proceden del Extremo Oriente, extendiéndose a Europa a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX.

Desde el primer momento, teniendo en cuenta la hermosura de las flores, los rododendros no tardarían en llegar a los jardines, siendo una de las plantas que goza con mayor popularidad en ellos a día de hoy. Podemos encontrar toda una serie de variaciones de esta planta, por lo que está disponible en múltiples formas y colores.

¡Suscríbete y recibe el regalo!

Te regalamos el CALENDARIO ANUAL DE SIEMBRA!

Recibirás descuentos y ofertas personalizadas.

¿Quieres plantar un rododendro? Entonces te interesa conocer sus cuidados.

Planta Rododendro: Cuidados

Temperatura e iluminación

La buena noticia es que el rododendro es que no exige unas condiciones climáticas muy especiales. Se pueden ajustar a prácticamente cualquier temperatura, aunque hay que tener mucho cuidado con las heladas.

Lo más lógico es plantarlo antes de que llegue el invierno; si lo hacemos durante la estación invernal, lo más probable es que todavía no sea lo bastante fuerte como para aguantar estas temperaturas tan extremas.

Se recomienda que los rododendros reciban la iluminación que necesitan directamente del sol, mejor durante el mediodía. Controla la evolución del sol a lo largo del jardín busca el espacio en dónde de más cantidad de sol durante más tiempo, sobre todo una vez que hayan pasado las 3 o 4 de la tarde.

Deberías hacer la plantación en ese lugar, o controlar el rododendro en maceta aquí.

Si vas a plantarlo en una maceta y tenerla en el interior, esfuérzate en conseguir que le dé el sol todos los días (por lo menos 4 horas diarias).

Suelo y abono

El terreno también tiene que ser estudiado. El drenaje es muy importante, ya que así evitaremos que a las raíces les llegue una excesiva cantidad de agua. Si lo plantas en exteriores, regando unos 30 minutos el jardín será suficiente para que reciba el agua que necesita.

Eso sí, cuando con la acumulación de agua en ciertos lugares, ya que la humedad podría generar bacterias y hongos.

Los expertos recomiendan usar un tipo de abono natural que tenga capacidad para variar el pH de los nutrientes que haya en el terreno. Los puedes conseguir en cualquier vivero, aunque si tienes dudas deberías de consultar a un profesional antes de decantarte por uno al azar.

Espacio

Una de las particularidades del rododendro es que se enredará a lo largo de lo que tenga cerca; por ejemplo, puede enredarse a lo largo de un muro, por el suelo, a través de una pared, reja, etc.

Si lo pensamos detenidamente, podemos colocar la planta en un lugar estratégico desde el que cubra zonas despobladas del jardín.

Algunos consejos para cuidar rododendros

  • Agua: Controla en detalle la cantidad de agua que reciben en la estación estival. En el caso de que la temperatura sea muy elevada en la zona en la que resides, puedes regar el rododendro dos veces al día; una antes de las 6 de la mañana y otra después de las 6 de la tarde. No los riegues los días que haya lluvia, ya que podrías ahogar la planta.
  • Abono: Abona la planta de manera anual durante la estación otoñal. El abono les proporcionará todos los nutrientes que precisan para aguantar en buenas condiciones durante todo el año.
  • Poda: Revisa ocasionalmente el rododendro y retira aquellas hojas que se hayan secado. Si no hace falta que uses las tijeras, no lo hagas; por lo general, con tan sólo girar las hojas marchitas será más que suficiente para quitarlas. El único mantenimiento que requerirá la planta es de podarla una vez al año, y es algo que normalmente se hace en primavera. En el caso de que tu objetivo sea cubrir espacios, entonces no hará falta podarlo.
  • Precaución con las plagas: El mayor enemigo de los rododendros son las orugas. Si te encuentras con una que está devorando la planta, retírala de allí cuanto antes. Cómo no vas a poder controlar la situación en todo momento, lo mejor que puedes hacer es rociar un poco de insecticida alrededor de la planta (también puedes poner una mínima cantidad en las hojas, pero no te pases o podrías envenenarla).

Con estos consejos te será fácil cuidar tus rododendros.

Sígue leyendo: Estos artículos pueden interesarte