Cómo hacer un Invernadero casero

Los invernaderos caseros son esenciales para muchas personas. Desde que se construyeron los primeros invernaderos en el año 1850 para un cultivo de uvas, muchas personas se han hecho sus propios invernaderos, pero la información sobre ellos no siempre es demasiado abundante. Por lo tanto, hemos decidido realizar este post para que te informes al máximo.

¿Qué son los invernaderos caseros?

Básicamente, un invernadero es un lugar muy cerrado, donde es muy accesible andar a pie. Casi siempre tiene una cubierta exterior de plástico para permitir el control de la temperatura.

Los invernaderos caseros suelen tener unas dimensiones más pequeñas, por lo que resultan más manejables.

¡Suscríbete y recibe el regalo!

Te regalamos el CALENDARIO ANUAL DE SIEMBRA!

Recibirás descuentos y ofertas personalizadas.

¿Para qué sirven los invernaderos caseros?

Aunque en algunos países se les da diferentes usos, el uso más frecuente para los invernaderos caseros es favorecer el desarrollo de las plantas. En algunas partes de España, también se les llama estufa fría, esto se debe a que los invernaderos caseros permiten el control de la temperatura y de la humedad.

Los invernaderos caseros para funcionar simplemente aprovechan un efecto producido por la radiación solar, debido a que estos son construidos básicamente de vidrio o plástico, la radiación solar calienta el ambiente y todo lo que esté dentro. Los invernaderos simplemente atrapan toda la energía para calentar el ambiente interior.

Cabe destacar que, algunos invernaderos caseros si no se construyen bien, pueden llegar a tener problemas de aire, por lo que es bastante recomendable crear aberturas que permitan la entrada y salida del mismo. Aunque, muchas veces, las personas prefieren colocarle ventiladores. Pero, a pesar de eso, un invernadero es una de las cosas que más te ayudará en tu hogar, por lo tanto, es un beneficio para ti y para toda tu familia.

¿Qué materiales se necesitan para construir un invernadero casero?

• Arcos.
• Canales.
• Emparrillados.
• Apoyos y refuerzos.
• Correas y vigas.

Estos materiales deben ser preferiblemente de acero, hierro o aluminio. Los otros materiales que tienes que conseguir para construir un invernadero casero son:

  • Plástico: Estos plásticos tienen que ser de polietileno, de poliéster o de policarbonato.
  • Vidrio: Los vidrios son de cristal de vidrio impreso.

¿Cuáles son los tipos de invernaderos caseros que existen?

Existen diferentes tipos de invernaderos caseros, entre ellos están:

  • Invernaderos tipo túnel: Son aquellos que no tienen paredes rectas.
  • Invernaderos tipo capilla: Son aquellos que tienen arcos curvos semi-circulares pero todos sus arcos son de metal.
  • Invernaderos tipo góticos: Son parecidos a los invernaderos de tipo capilla, simplemente tienen la diferencia de que sus arcos están diseñados de otra manera.
  • Invernaderos tipo chapa o nave: Estos invernaderos son unos de los más bonitos, ya que son muy grandes y tienen un uso muy simple que va desde cabezales de filtración hasta tanques grandes. También se pueden utilizar como galpones para guardar herramientas o maquinarías.
  • Invernaderos tipo a medida: Los invernaderos a medida son los que cuentan con la última tecnología utilizada. Estos invernaderos son los más recientes del mercado y son los que le dan un aspecto moderno al medio ambiente.
  • Invernaderos tipo malla sombra: Estos son los invernaderos más simples del mercado. Se construye por tubos galvanizados o perfiles metálicos.
  • Invernaderos tipo kit: Estos invernaderos son muy resistentes y tiene un fácil montaje. Pero, aun así poseen una gran cantidad de producción mientras que evita los insectos y mejora el rendimiento.
  • Invernaderos tipo raspa: Estos son los últimos invernaderos posibles ya que son aquellos que salen de los invernaderos típicos. Los invernaderos tipo raspa no poseen una estructura confiable debido a que cuando llueve forman grandes bolsas de agua y quedan casi totalmente inservibles.

Finalmente, existen diferentes tipos de invernaderos caseros que puedes construir. Pero, tienes que ver cuál es el que más se adapta a ti. Recuerda que un invernadero siempre será una buena opción para tu hogar y para tus plantas, ya que te ayudará a cuidarlas muy bien.

Sígue leyendo: Estos artículos pueden interesarte