Abono foliar | Qué es y cómo se utiliza

El “Abono foliar” es un tipo de fertilizante que se aplica en las plantas o sobre el follaje, pero no sobre la tierra. La teoría nos dice que este tipo de abono es el que se utilizaba en los albores de los tiempos para alimentar a las plantas, cuando los nutrientes se transmitían a través de vía aérea.

El “opuesto” al abono foliar es el abono edáfico (o el abono radicular); este si que se aplicará directamente en la tierra, con el objetivo de que los nutrientes terminen en las raíces.

¿Qué es exactamente el abono foliar y cómo se utiliza?

El abono foliar es otro método que tenemos para nutrir la planta. La idea es que los nutrientes sean absorbidos a través de las capas de la planta, hasta que por fin lleguen al citoplasma.

¡Suscríbete y recibe el regalo!

Te regalamos el CALENDARIO ANUAL DE SIEMBRA!

Recibirás descuentos y ofertas personalizadas.

Importante: Usar abono foliar no quiere decir que no tengamos que usar abono edáfico (si no lo hacemos, muchas veces se morirá la planta).

El principal objetivo del abono foliar es conseguir que las plantas obtengan los micronutrientes que necesitan para su desarrollo: por ejemplo, cobre, zinc, hierro, manganeso, boro o calcio.

Existen varios tipos de abono foliar, que describimos a continuación.

Conoce los tipos de abono foliar existentes

Podemos clasificarlos en 2 grandes grupos:
a) Aquellos que están compuestos por sales minerales.

  1. b) Aquellos cuya composición están basados en componentes sintéticos o naturales (quelatos).

Abono foliar compuesto por sales minerales

La fórmula está compuesta por cloruros + nitratos + sulfatos. Se emplearán cuando se identifique que la planta tiene algunos síntomas de estrés, cuando las condiciones del entorno no sean normales, o bien cuando sean afectadas por plagas.

Cada una de estas sustancias tiene su objetivo, y es muy importante no abusar de este tipo de Abono foliar, y es que un exceso podría dañar el follaje.

Abono foliar de quelatos

Por otra parte, el abono foliar se caracteriza por ser fácil de absorber. Es por ello, por lo que se considera un buen recurso para evitar que la lluvia, o el agua de riego lo pueda llegar a dispersar. Suelen incluir un nutriente especial, el acído etilendiamino tetracíclico, que permite que se volatilice el nutriente que se utilizará como base para el abono.

¿Cómo se debe de aplicar el abono foliar?

Si estás pensando en utilizar abono foliar para un determinado cultivo, debes de conocer esta serie de consejos:

  • Tipo de planta: Antes de empezar, y de tan siquiera comprar un producto, es crucial saber que abono es el más indicado, y para ello tendremos que reconoceré que tipo de planta vamos a fertilizar, además de sus necesidades particulares.
  • Aplicación en hojas: En el caso de que lo vamos a aplicar sobre las hojas, conviene evitar los días de lluvias, o aquellos que esté nublado. Tampoco se recomienda su aplicación sobre un sol intenso, ya que parte del producto se podría llegar a evaporar antes de que penetre en la planta.
  • Resultados rápidos: Cómo la absorción es rápida, los nutrientes no tardarán mucho en legar a la savia, por lo que no tendremos que esperar demasiado para ver los resultados.
  • Combinación con abono para las raíces: Cómo ya hemos comentado, el abono foliar se ha diseñado para acompañar al bono que se pone en la raíz. No es recomendable reemplazar el abono tradicional por el abono foliar, si no que se deben de complementar el uno al otro.

Recuerda: El abono foliar se emplea para proporcionar microelementos a las plantas y cultivos.

En esta sección podrás encontrar diferentes tipos de Abono foliar, para que te hagas con el que más te interese.

Sígue leyendo: Estos artículos pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.