Quelato de Hierro | ¿Qué es y cómo se usa?

quelato de hierro - clorosis en hoja

El Quelato de hierro se trata de un producto químico que se puede adquirir fácilmente en cualquier tienda de jardinería. Se comercializa en forma de polvo o microgranuldos solubles en agua, y tiene diversos efectos positivos tanto para las plantas como para el pH del suelo.

¿Qué es el Quelato de hierro?

Esta formulado mediante un agente quelante (de allí su nombre), siendo el EDDHA orto-orto el más usado, seguido de un porcentaje que indica su contendido en hierro (riqueza). Su función básica es la de aportar hierro de forma solubles a las plantas.

¿Por qué usar quelato de hierro?

Las plantas de tu jardín o huerto necesitan de diversos micronutrientes para crecer de manera adecuada. El hierro es uno de ellos. No obstante, aparecen con frecuencia deficiencias de este elemento como consecuencia de su baja solubilidad en el suelo y la alta sensibilidad de las plantas, especialmente en suelos de pH alto o alcalino donde el hierro suele estar bloqueado. Esta deficiencia recibe el nombre de clorosis férrica y se caracteriza por presentar amarillento entre los nervios de las hojas, sobre todo en las hojas más jóvenes.

El quelato de hierro soluciona este problema y además ayuda a que los micronutrientes se disuelvan mejor en el suelo.

Este mineral ocupa funciones muy importantes y básicas en el metabolismo de tus plantes, es un gran constituyente de pigmentos y encimas, intervienen en la captación y transformación de la energía tanto en la fotosíntesis como en la respiración, y aunque no forme parte de la clorofila es necesario para su síntesis (pigmentación verde).

Problemas del exceso de hierro

Si has decidido administrar quelato de hierro a tus plantas, ya sean del huerto urbano o del jardín de tu casa, debes tener cuidado con la cantidad aplicada teniendo en cuenta la variedad y el suelo.

El quelato de hierro se suele usar en dosis bajas, especialmente en jardinería y en maceta. Si una planta absorbe más hierro del que debería, puede llegar a sufrir fitotoxicidad y se manifiesta con la aparición de quemaduras marrones en las hojas.

Si después de aplicar quelato de hierro a tus plantas, observa estos síntomas, te aconsejamos que inmediatamente reemplace la tierra de la maceta por tierra nueva y limpie con cuidado las raíces con agua.

A continuación, puede volver a aplicar el quelato, esta vez siguiendo la dosis recomendad por el fabricante.

Si tienes alguna dudas sobre su aplicación o dosis, puedes consultar en la etiqueta del producto o ponerte en contacto con nosotros a través de esta página y te responderemos encantados.

Finalmente, te recomendamos que tomes todas las precauciones posibles (guantes y gafas) para evitar que el polvo de sulfato de hierro alcance tus ojos por accidente mientras lo aplicas.

Productos recomendados con el quelato de hierro:

Aunque sea un producto químico como hemos comentado al inicio de este post, se clasifica como abono (CE) y por tanto como un producto nutricional y no fitosanitario. E incluso puede estar certificado para agricultura ecológica, como es el caso de UNIC- QUEL para aquellos interesados en la producción ecológica:

¿Cómo aportar quelato de hierro a las plantas? 

La aplicación de hierro más habitual se realiza al inicio de la actividad vegetativa o cicló del cultivo vía radicular, para asegurar una buena brotación, floración y cuajado. Aunque dependiendo del grado de clorosis (amarillento) se puede aplicar durante todo el ciclo del cultivo.

Para que tu jardín o huerto urbano tenga la aportación suficiente de hierro puedes suministrarlo, disuelto previamente en agua, mediante el riego y/o en pulverización foliar (en este último caso no superar 1 g/L, consultar etiqueta).

Finalmente, es importante recordar que este producto sirve para corregir carencias de hierro, será necesario proporcionar el resto de elementos nutritivos necesarios para tus planta mediante un buen abonado a base de fósforo, potasio y nitrógeno.